Blogia
EL SITIADO DE MADRID

Organizaciones

El PSM y los cambios necesarios

El PSM y los cambios necesarios

 El Sitiado con Trinidad Jiménez en el acto de cierre de campaña

Parece que algo empieza a moverse en los entresijos del Partido Socialista de Madrid. El nombramiento de una gestora, que renovará aquellos que están al frente del PSOE en Madrid, empieza bastante bien, con Cristina Narbona como presidenta de la misma. Tuve ocasión de conocerla en el acto de precampaña que se organizó en Guadarrama en el que habló sobre la propuesta de Rafa Simancas de convertir la Sierra de Guadarrama en Parque Nacional. Me agrada enormemente nuestra ministra de Medio Ambiente y pienso que ella misma debería ocupar un puesto preeminente en el futuro del ejecutivo del PSM. A su vez, Matilde Fernández será su portavoz.

Por otra parte, me ha sorprendido muy gratamente que Tomás Gómez Franco, alcalde de Parla, se postule a la elección como secretario general del partido en Madrid y candidato a la Presidencia de la Comunidad. Tomás es el alcalde de España con mayor apoyo electoral. No olvidemos que ha sido elegido por el 74% de los votantes. Por contra, el PSOE obtiene en dicha localidad el 52% en caso de elecciones generales. Ya sonó su nombre hace poco tiempo para tales destinos, y él contestó que su vocación era la de permanecer en Parla. Ha llegado la hora de la renovación en Madrid, y diría que vamos por buen camino. Al igual que Trini Jiménez tenía un mejor lugar en la Secretaría de Estado para Iberoamérica, Simancas tendrá en el futuro un lugar preeminente en el partido por su destacada valía. Se avecinan los cambios necesarios.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Laxe, un paraíso en el Noroeste

Laxe, un paraíso en el Noroeste

Éste artículo está dedicado a los votantes del ayuntamiento de Guadarrama, de Madrid y de toda la Comunidad de Madrid. A aquéllos que todavía no han perdido las esperanzas de estar gobernados por el progresismo. Y más aún a aquéllos que sí las han perdido. A aquéllos que dicen que con el PP de Madrid no se puede. Sí se puede.

Sí se pudo en Laxe. Se tiene que poder donde se quiera. Llevo desde que tenía meses de edad veraneando en el pueblo coruñés de Laxe, en la Costa da Morte. Todos los años, sin faltar siquiera uno. Mi abuelo fue secretario de su ayuntamiento hace ya muchísimos años y allí se criaron tanto mi madre como mis tíos.

En Laxe siempre gobernó el PP. Y parecía que Laxe iba a ser gobernado para siempre por esa gente. Eternamente... Siempre recuerdo la conversación telefónica entre mi madre y mi tía. Cada cuatro años... A ver si esta vez es posible. Y nunca era posible. Siempre salían los mismos. A pesar de todo...

Y llegó el año 1999. Ya no había esperanza. Otra vez la rutina de cada cuatro años. Tal vez esa pérdida de esperanza hizo a algunos descuidarse... Tras el cierre de las urnas, en pleno recuento, salían demasiadas papeletas del PSOE... y esto hizo saltar la alarma... Allí estaba mi prima de vocal. La luz se fue. Hubo un apagón general en todo el pueblo. Todo aquéllo fue muy extraño. Tuvo que acudir la Guardia Civil. Tras volver la corriente eléctrica, aparecían papeletas socialistas en las papeleras del colegio electoral.

El asunto fue llevado a la Junta Electoral Provincial, y de ahí, el asunto pasó a la central. Fue el último municipio de toda España en constituirse. La Junta daba la victoria al PSOE por seis votos, otorgándole seis concejales, cinco al PP y ninguno a los nacionalistas. Ésto abrió una etapa ilusionante. Pero al finalizar, otra vez la desconfianza, la inseguridad... Claro, el PP hizo tres fases del paseo marítimo, reformó las plazas, construyó el polideportivo. Pero con el PSOE Laxe vivió en PAZ.

Y en las elecciones de 2003, cuando parecía que la derecha retomaría el poder, el PSOE, con el alcalde Carracedo a la cabeza se alza con siete ediles frente a los tres del PP y con el 55,84% de los votos. En algunas mesas se llegó a duplicar el voto popular. ¿Por qué? Vayan a Laxe y pregunten. Y encima quisieron vender algunos el apoyo de los concellos de la Costa da Morte a la política de Aznar. Pues no precisamente en Malpica, Laxe, Camariñas, Vimianzo o Dumbría!

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres