Blogia
EL SITIADO DE MADRID

Nunca máis eucaliptos

Nunca máis eucaliptos

Alguien dijo alguna vez que Galicia es una tierra que intenta suicidarse y no lo consigue. Quien lo dijo lo dijo con razón y a propósito de las desgracias que asolaron aquella zona: primero la catástrofe del Prestige; segundo la oleada de incendios que la asoló el verano pasado. Creedme, quien no haya estado en Galicia recientemente. Esa tierra en la que tanto llueve tiene a veces el paisaje destrozado. Y después de los incendios vinieron las inundaciones, inmensas riadas negras que arrastraron todo lo que el fuego devastó, descarnando una tierra que, efectivamente, no es capaz de suicidarse.

Y tanto tiempo después uno puede observar como, a pesar de que por aquel entonces Rajoy sobrevolara la costa certificando que los hilillos de plastelina no habían sido nada, todavía hay rocas de difícil acceso que permanecen con una mano negra de chapapote. Pero la idea que me trae a esta reflexión es la de la política forestal que se lleva a cabo, o mejor dicho, que no se lleva a cabo. Después de tanto incendio, esa Galicia verde que yo conocí cuando niño, plagada de carballos, castaños, nogales, alisos y pinos, se ha convertido en un enorme eucaliptal a menudo ardido y resurgido de sus cenizas. Mucha gente sabe que ese árbol es dañino para la capa terrestre que alberga nuestros bosques.

Se trata de una mala hierba que se ha extendido de manera salvaje durante los últimos años sin ningún control, y que ahí donde hay un bosque de eucaliptos, difícilmente crecerán otras especies. Son los desiertos verdes. Para terminar, bien está que existan explotaciones madereras basadas en esta especie, pero igual que muchas empresas están obligadas a no verter polución al medio ambiente, debe existir un control por parte de las autoridades para que éste árbol tan bello no acabe con nuestra flora autóctona.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

el socialista -

afortunadamente, en mi tierra cuenca,estamos exentos de esta especie,pues aqui lo que abundan,son los pinos.....la verdad es que desconocia los daños colaterales,que conlleva el eucalipto.....gracias por los datos......un abrazo,compañero

Alberto Ginel Saúl -

Querido amigo, en el pueblo de mi madre, situado al norte de Extremadura, el problema está atajándose de raíz, nunca mejor dicho. Se opta por talar estos árboles que como has dicho son bastante dañinos para el entorno, impiden, como bien has dicho, crecer otras especies. Según tengo entendido segregan una especie de "aceite" que deja infertil el suelo de los alrededores. Además este mismo "aceite" hace que en caso de incendio, ardan como la estopa. La verdad es que siempre me pregunté porque los campesinos de la zona maldecían con frecuencia a los eucaliptos, ahora lo entiendo. Y también me da mucha lastima lo que ha sucedido en Galicia en los últimos años. Una pena, porque me parece que esta es una de las zonas más bonitas que hay en nuestro país y que deberíamos preservarla como oro en paño.

Un saludo amigo, y por cierto, la imagen es buenísima, estuve un buen rato riéndome XD.
Un afectuoso saludo y gracias por felicitarme ayer :) ¡que grata sorpresa!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres